Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este sitio aparece al caminar por un callejón de 2,5 metros de ancho, sobre una suave pendiente. Desde ahí se pueden ver las casas de la ciudad y la infraestructura del Tokyo Metropolitan Expressway. El callejón conectado se dibuja en el sitio y el edificio se distribuye en ambos lados dividiendo el volumen en dos. Este edificio se extiende ligeramente al final de un callejón, y hace que las profundidades se desprendan hasta el cielo. Una ventana se estableció a lo largo del lado del techo, convirtiéndose en la interfaz entre el interior y el exterior. Esta abertura también permite controlar las relaciones visuales entre habitaciones mutuamente opuestas dentro del edificio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir