Agrandar imagen | Ver tamaño original
La idea del proyecto era reconvertir un antiguo establo de caballos en un edificio residencial y de oficinas. El programa incluye espacio de oficinas con salas auxiliares y una unidad residencial para una familia de tres personas. El edificio está situado en una parcela, al final de un valle, con vistas a los bosques de los alrededores. El proyecto buscaba reflejar la estructura del bosque en la elección del material de fachada y techo. La fachada se revistió de madera de abeto, entrando en relación con los troncos de los árboles del bosque circundante. A través de su forma larga y angosta, el edificio separa claramente sus dos funciones de vida y trabajo. La entrada principal se abre a un espacio de oficinas de altura. Las salas auxiliares se encuentran a continuación, utilizando un antiguo pasillo, y la unidad residencial se ubica en la parte trasera del edificio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir