Agrandar imagen | Ver tamaño original
Pensamos que al igual que ocurre en un aeropuerto o una estación de tren, muy habitualmente el primer contacto e impresión que recibe el visitante de una ciudad es el aparcamiento al cual llega con su coche. Se persiguió por tanto crear una atmósfera de espacio público y no de un espacio infraestructural. No queríamos aceptar que un aparcamiento debía ser oscuro, gris y sucio al año de usarse. Por otro lado el cliente definía unos parámetros muy estrictos de coste de mantenimiento mensual y en consecuencia una durabilidad de los materiales muy elevada. David FrutosRealizado con un 100% de inversión privada, el proyecto tiene su origen en un concurso público de concesión de suelo. Con 5 sótanos, 320 metros de largo y una superficie construida de 30500m2, la obra se ha ejecutado en plazo efectivo de 18 meses mediante sistema de construcción en mina. Tras construir muros pantalla, pilares prefabricados y el primer forjado, el resto se excavó en túnel, limitando las molestias a los vecinos y multiplicando los niveles de seguridad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir