Agrandar imagen | Ver tamaño original
Tal como les hemos estado informando, el Congreso Latinoamericano de Arquitectura -instancia organizada por la Universidad de Morón (Buenos Aires, Argentina)- entregó el Premio Til, en el que 150 equipos de toda Latinoamérica tuvieron la oportunidad de defender sus propuestas frente a un jurado de expertos, resultando ganador el equipo colombiano compuesto por Julio César Cabrera Cano y Julián Oquendo Valenzuela, ambos arquitectos en formación de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Universidad Pontificia Bolivariana. En esta ocasión, los invitamos a conocer la propuesta de Diorella Fortunati, ganadora del Segundo Lugar en el concurso latinoamericano. Según la arquitecta: una zona obsoleta del cono urbano bonaerense con un largo perímetro de bordes degradados en la ciudad consolidada como suburbio, popularmente conocida como “Vacío de Haedo”, genera una ciudad desvinculada. Conjuntamente, el corredor del ferrocarril a cielo abierto divide la ciudad físicamente y, tácitamente en el imaginario colectivo, en Norte y Sur. Repentinamente ese mismo espacio se postula como el nuevo corazón de interacción ciudadana de escala metropolitana, debido al inminente soterramiento del Ferrocarril Sarmiento. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir