Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto se trata de hacer una vivienda pasiva asequible, sencilla y agradable. Un estudio de viabilidad mostró que, dados los altos precios del terreno, una segunda casa se debía insertar para completar la financiación del edificio. El proyecto se basa en una eco-nomía-logía: bajo impacto territorial, densificación en un barrio que ofrece numerosas ventajas en términos de movilidad y proximidad en un tejido urbano variado. La parcela estrecha y la capacidad de carga modesta de la tierra nos hicieron elegir una estructura de madera ligera. Las placas de piso se apoyan sobre las paredes laterales y una fila de columnas de acero y vigas intermedias, ubicadas en la dirección de la longitud del edificio. Trabajar sin paredes interiores estructurales permitirá una fácil adaptación y reconversión de las superficies. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir