Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el actual proceso de expansión de las ciudades, lo realmente importante no está constituido por los recursos financieros, tampoco la materialidad define su carácter y menos algún tipo de estilo o forma. Hoy, lo esencial radica en el lugar. Vivir en la ciudad, significa el acceso a infraestructura, agua potable, transporte, espacio público, alimento, educación y cultura, lo cual posibilita al ser urbano a convertirse en humano. Inscripto en este razonamiento, absolutamente urgente, contemporáneo y universal este pequeño proyecto replantea temas como la densidad, el espacio público, la mejor utilización de la energía y como estos elementos contribuyen a la generación de una identidad nueva. Así, Asunción puede (y debe) re-convertirse en cualquier ciudad del planeta y establecer parámetros mínimos de habitabilidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir