Agrandar imagen | Ver tamaño original
La vivienda de organiza mediante la inserción de tres elementos-mueble de madera que funcionan como filtros entre los distintos programas de la casa: el salón-comedor, la cocina, el aseo, el dormitorio y el vestidor. Estos elementos condensan los accesos, el almacenamiento y la entrada de luz de los programas. De esta manera, funcionan como elementos servidores de los espacios que distribuyen. Con esta operación se busca mantener el espacio donde se desarrolla la vida en el hogar lo más limpio, diáfano y flexible posible. Las tres piezas de madera se desplazan ligeramente adelantándose con respecto a los muros existentes de la casa haciéndose visible su carácter de mueble independiente y autoportante. Los elementos-mueble están ejecutados con madera de contrachapado dotando de calidez al espacio interior y permitiendo resolver la escala cercana, aportando al espacio doméstico un carácter más humano. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir