Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado a una considerable altitud (1200m.s.n.m), Las Navas del Marqués se caracteriza por inviernos fríos y veranos suaves, que determinan una baja temperatura media anual (10ºC). Aprovechando la suerte de tener las vistas al valle de San Miguel coincidentes con la mejor orientación (sur oeste), la casa se abre sin contemplaciones hacia la vista y se cierra lo más posible al norte, evitando las pérdidas de energía. El solar, de tan solo 800m2 y con una fuerte pendiente del 33%, está rodeado de 3 vecinos cercanos, circunstancia que resalta aun más la mono orientación del proyecto e invita a proponer un esquema compacto, ocupando el centro de la parcela con la intención de aprovechar al máximo los espacios exteriores. Los propietarios, un matrimonio con dos hijas, encargaron un refugio de fin de semana de proporciones manejables pero que pudiera también albergar cómodamente las dinámicas convencionales de una familia completa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir