Agrandar imagen | Ver tamaño original
La antigua vivienda. Hace doscientos años se construyó una pequeña y simple colonia de viviendas llamada "Entre Cottages", dirigida a trabajadores  de escasos recursos en el antiguo pueblo llamado Hloubětín, en el barrio este de la histórica ciudad de Praga. El pueblo se desarrolló y se unió al concepto de la gran Praga en 1922. A pesar de que la ciudad creció alrededor, el corazón de las cabañas se mantuvo igual. Así se encontró un sitio en el año 2003, con una vivienda todavía ni siquiera conectada a la infraestructura principal de la ciudad, con letrina original, etc. El lugar tiene un ambiente tan único, que da la sensación de estar en el campo pero con la estación de metro más cercana a 7 minutos a pie. La principal característica de todas las casas que existen en el lugar es su aspecto sencillo de pueblo, con paredes de yeso y techo a dos aguas con tejas de cerámica roja. Pero el interior de nuestra casa fue desde el primer momento una gran sorpresa, con sus dos techos abovedados en las habitaciones. Estos dos recintos estaban conectados por un pequeño hall central y cocina. Las paredes de piedra y ladrillo tienen un grosor de 900mm, y sólo existían 6 pequeñas ventanas en la casa. La antigua vivienda tiene una sensación de pesadez particular, y supimos desde el principio que queríamos respetarla y continuar la atmósfera, pero simultáneamente construir un espacio contemporáneo de vida y trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir