Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa de doble cumbre es un edificio de una sola planta. Esta decisión se basa en maximizar el área de planta baja para ofrecer un amplio espacio para que los niños jueguen libremente y considerando cómo se integra el edificio con el contexto. Esto permite un techo alto de 5.6 metros y un ático espacioso que es difícil de alcanzar en un apartamento típico coreano. En el patio delantero, se obtiene una vista del espacio interior. La entrada está conectada al espacio abierto común de techo alto, que consta de cocina, comedor y sala. Incorporado con el comedor hay un espacio que se puede separar como habitación de invitados. El corredor después del espacio común conduce a los dormitorios y es lo suficientemente ancho como para dar cabida para que los niños puedan estudiar y leer, y también está conectado visualmente a la cocina para la supervisión de los padres. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir