Agrandar imagen | Ver tamaño original
Para el diseño de este anfiteatro para 300 personas en Bombai central, estudiamos el sonido; como el elemento esencial con el cual el espacio tiene que comprometerse. Partiendo de la premisa de que el espacio es simplemente un contenedor y que el sonido merece la consideración jerárquica, simulamos patrones de onda dentro del volumen estructural para entender su efecto a medida que viajan. Con el uso de herramientas de diseño paramétrico y computacionales, nos encontramos con múltiples experimentos de forma y estudiamos el efecto de cada iteración que produce la capacidad del espacio en el sonido. El objetivo era asegurar que la forma del espacio y la materialidad trabajando en conjunto ayudaran a lograr gran calidad del sonido en el recinto, manteniendo bajo el factor de reverberación. Desde azulejos suspendidos a células abiertas y, eventualmente, un volumen cerrado, el diseño evolucionó a partir de múltiples simulaciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir