Agrandar imagen | Ver tamaño original
La vivienda se ubica en una zona de manzana cerrada sin limitación en el fondo edificable pero respetando una ocupación máxima establecida por el planeamiento. Las condiciones urbanísticas y la situación entre medianerías de otras construcciones, con una orientación de la fachada hacia el norte, nos permiten plantear una solución volcada al patio interior que se crea al ocupar el solar mediante una construcción en forma de L. La vivienda, de este modo, gana en soleamiento y privacidad. La fachada a la vía pública busca distanciarse y protegerse de las vistas de los inmuebles más cercanos, recurriendo a una solución abstracta que integre todos los elementos de la misma, modificándose en función de la disposición de los paneles correderos. Las plantas se organizan entorno a la escalera, que se convierte en el elemento de referencia. En la planta baja se integra como un elemento del mobiliario, utilizándose como estantería, mientras que en las plantas superiores adopta una imagen más ligera. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir