Agrandar imagen | Ver tamaño original
El último trabajo del arquitecto  Johan Sundberg es una amplia, pero a la vez pequeña, vivienda en la costa más al sur de Suecia. Emplazada cuidadosamente en el popular bosque de Beddinge Strand, el terreno se sitúa en un terraplén que antiguamente demarcó la costa, pero que con el paso del tiempo ha sido engullido por los bosques de los alrededores. Los veranos cálidos y lánguidos de la zona, se compensan en invierno con vientos frescos y aire salado del mar. El edificio se abre al Mar Báltico en el sur, mientras que el lado norte se enfrenta al bosque. La vivienda estival en sí misma, se presenta como una gran plataforma de madera en tres largas vigas de hormigón. Su marco de madera y cristal le confiere una forma distintiva, que al mismo tiempo se funde y diferencia del paisaje circundante. El alero genera un área protegida a lo largo del perímetro de la casa, mientras que el suelo de la terraza parece flotar ligeramente por encima de la tierra. Desde el interior, hay impresionantes vistas extendidas de los alrededores, el mar y el bosque. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir