Agrandar imagen | Ver tamaño original
En Roma, los ciclistas se aburrieron de no tener ciclovías, sobre todo en aquellos lugares donde es más inseguro. Uno de estos lugares es el túnel de Santa Bibiana que conecta los barrios de Esquilino y San Lorenzo, bajo la estación de trenes Roma Termini, y para el que hace varios años le pidieron a las autoridades de ambos sectores una ciclovía, pero sin resultados positivos. Frente a esto, los ciclistas decidieron solucionar la situación por su cuenta en solo 45 minutos. Más información e imágenes después del salto. Si bien durante los últimos años las organizaciones ciclistas de la ciudad habían logrado reunirse con las autoridades, no obtuvieron una respuesta favorable. Por este motivo, los ciclistas se agruparon y en solo 45 minutos pintaron una ciclovía que las autoridades solo habían tramitado y la que solo les costo 100 euros. Esta nueva ciclovía se hizo respetando las veredas existentes y manteniendo una pista para los automóviles. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir