Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto se inserta cuidadosamente en la trama urbana del barrio antiguo de Tudela; casi un palimpsesto significado por la herencia judía, musulmana y cristiana. El tejido urbano se define por la condición masiva derivada de su trazado medieval. Sus calles, tortuosas, largas y estrechas, se caracterizan por los desconchados muros revocados y las galerías de madera. El objetivo del proyecto es injertarse en esa preexistencia física y cultural. La casa se desarrolla como espacio intermedio entre dos fachadas totalmente diferentes. Una fachada exterior, definida como elemento relacional con el espacio público. Consciente, por tanto, de su relación con el entorno físico vecino. Cuidadosa, por tanto, de su condición pública. Solida, estable, rigurosa, y simultáneamente, buscando mediante pequeños gestos su adaptación al uso cotidiano. Algunos de ellos apenas guiños al futuro usuario, como la pequeña deformación de las barandillas para albergar tiestos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir