Agrandar imagen | Ver tamaño original
El encargo consistía en diseñar una vivienda campestre unifamiliar, donde para los propietarios, una familia aficionada al golf, era importante que la casa tenga una conexión visual y conceptual con el Club de Golf Los Andes, el cual colinda con el lindero posterior del terreno. El planteamiento del proyecto comienza por emplazar la casa sobre el terreno, de forma tal que no se interrumpa el flujo entre los jardines, evitando así que se genere un  ‘delante’ y un ‘detrás’. De esta manera, se propone un planteamiento con dos volúmenes de piedra a ambos lados del terreno, conectados entre sí por un puente de madera que vuela sobre los jardines. Esto permite generar una conexión entre los jardines a través de la casa, los mismos que se extienden más allá de los límites del terreno, para crear continuidad de los jardines al campo de golf. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir