Agrandar imagen | Ver tamaño original
La parcela está situada en el centro histórico de Granollers. Se trata de una parcela entre medianeras de 6,5 metros de ancho y muy larga que tiene acceso desde dos calles. De la construcción existente, que se hallaba en estado ruinoso, solo se ha podido conservar la fachada a la calle principal que se mantenía en buen estado y tenía un cierto interés patrimonial. Los clientes querían diferenciar claramente dos zonas dentro de la casa: una área más doméstica donde se tenía que desarrollar la vida más familiar y una segunda área de funcionamiento independiente que tenía que servir tanto para tener un espacio de estar más aislado y tranquilo en el día a día, así como para recibir visitas o organizar comidas colectivas en situaciones más esporádicas. Las condiciones urbanísticas permitían edificar sólo en alineación a viales i por tanto la división de las dos zonas dentro de la parcela salió de manera automática. En la calle más céntrica se sitúa la parte más doméstica y en la zona oeste, separada por el jardín central, la parte más segregada vinculada al acceso rodado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir