Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa fue diseñada para tres niños y sus padres. Es un lugar donde pueden crecer y aprender de su entorno - experimentar con el barro, el agua que fluye y la luz cambiante de las estaciones; un lugar que les permite reunirse y conectar con sus seres queridos. Tres volúmenes se posan sobre un acantilado junto al río James, y se disponen libre y ligeramente en el terreno como un grupo disperso de piedras alrededor de una fogata. Cuando el visitante se desliza entre los volúmenes, la casa se abre a luz y las vistas al río y el bosque. El silencioso interior se construye alrededor de un gran espacio de encuentro, que puede ser íntimo, expansivo, interior o exterior. Flanqueada por los dormitorios, esta sala central funciona como el punto central de la actividad para la familia y los tres niños. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir