Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicada en una parcela de esquinada en Gulshan, la residencia Karim fue diseñado con la idea de fusionar las técnicas tradicionales y contemporáneas de construcción. La variedad de materiales utilizados en la construcción se mezcla armoniosamente para crear una sinfonía tranquila pero atractiva de las texturas. Lo "nuevo" se expresó por medio de la placa de hormigón y el "pasado" se representó con ladrillos antiguos hechos a mano, creando así una sensación de "tiempo desplegado". Este proyecto, de muchas maneras, refleja la transición del estilo constructivo en nuestro país. El sitio mide 416,7 m2, con una hermosa vista del acantonamiento de Dhaka en el oeste. Incorporando de la ventaja de las vistas y haciendo frente a la cuestión climática - éstas desempeñaron un papel determinante en el diseño formal del edificio. Bangladesh tiene un clima tropical monzónico caracterizado por amplias variaciones en precipitaciones a lo largo de las estaciones, altas temperaturas y alta humedad. El sol en esta región se inclina hacia el oeste durante la mayor parte del día. El tema fue abordado por una profunda placa de hormigón en voladizo, que envuelve toda la elevación oeste, proporcionando una sombra en contra del fuerte sol tropical. Se incorporan enredaderas en las placas de hormigón, añadiendo una suavidad natural a la estructura, además del aislamiento contra el calor. Éstas crean una pantalla natural que cambia con cada estación, sombreando los espacios interiores. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir