Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se ubica al final de una calle sin salida y se levanta 3 metros desde el frente (norte) a la parte posterior (sur) de la parcela, conectada al sitio por medio de dos direcciones; alineada a las casas vecinas al oeste y perpendicular al grado de la pendiente que explota la diagonal suroeste/noreste de la parcela. Con limitaciones de vistas difíciles debido a la posición de la propiedad sobre la pendiente, decidimos crear un hogar íntimo lleno de luz y espacio y una fuerte relación con el cielo por medio de tres vacíos organizados a lo largo de la diagonal de la propiedad. Mientras que la planta baja tiene una fuerte relación con la tierra, con vistas al jardín y contraste de luz que entra desde arriba, el nivel superior eleva el punto de vista, un nivel celestial que enmarca el cielo justo por encima de la línea del horizonte. A través de esta relación sutil entre la tierra y el cielo tenemos la intención de crear un hogar donde los límites del espacio y el juego de luz y sombra son decoración suficiente y se unen como una única expresión clara. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir