Agrandar imagen | Ver tamaño original
El restaurant "Momo Grill" se encuentra en un antiguo edificio en el centro de Klaipeda. La idea de su interiorismo fue generar un ambiente moderno, democrático e impersonal. Por este motivo se creó una apertura hacia la cocina en la zona por la que, cuando el restaurante está abierto, se puede apreciar el trabajo del chef. Los azulejos de la cocina se continúan en las paredes de la sala del hall. Junto con lámparas industriales de estilo y lámparas de pared, sillas de estilo escandinavo y estanterías llenas de diversos accesorios, además de flores, se ha diseñado una imagen diferente de lo habitual a un restaurant. Es minimalista, pero decorativa. Artículos de madera contrachapada con superficie áspera, hacen del interior un espacio más natural. Varios colores se combinan en el interior. Artículos de madera oscuros de tonos grises marrón, piso laminado y paredes pintadas, son ítems dominantes. Grandes áreas de paredes con azulejos blancos brillantes, crean un equilibrio. Sillas de color negro, patas de las mesas y pizarras con el menú, se destacan en la composición del color. Otro grupo de colores, son las decoraciones de azulejos y lámparas de araña de color gris. Los antiguos marcos plásticos blancos de las ventanas, también fueron pintados en gris. Por debajo de las ventanas fueron diseñados marcos de azulejos. La unidad de la planta del restaurant, se logra sin utilizar plintos. Fueron reemplazados con los mismos azulejos esmaltados blancos. Un logotipo y publicidad exterior también fueron diseñados para el proyecto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir