Agrandar imagen | Ver tamaño original
La idea principal del proyecto se basa en dos elementos: las paredes existentes, a diferentes niveles, y las plataformas creadas por esas paredes. Las elevaciones de los dos niveles de la casa son líneas discontinuas que se crearon como continuación de las paredes del sitio existente. La topografía ayuda a disimular la casa. Ktima, en griego, significa finca o parcela con tierra fértil. El sitio del proyecto es un terreno con fuertes pendientes, en su mayoría verdes, con unos árboles que son una excepción en el contexto de la Isla Antíparos. Orden y caos se pueden encontrar en la civilización griega a través de los años, incluso en nuestros días - estábamos interesados en estos aspectos y ambos eran parte del concepto de esta casa. En el territorio podemos percibir esta construcción de dos maneras diferentes. Desde arriba, en la zona de acceso principal, vemos una línea blanca y abstracta de espesor, adaptándose a la topografía y a las exigencias interiores. Por otro lado, en busca del mar, descubrimos la fachada con una composición figurativa, continua sin embargo, aparentemente fragmentada que nos remite a una antigua ciudadela. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir