Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Casa Activa B10 es parte de un proyecto de investigación que examina como los materiales innovadores, diseños estructurales y tecnologías pueden mejorar nuestro mundo urbanizado de manera sustentable. Gracias a un concepto de energía sofisticada y un sistema predictivo, el autoaprendizaje del control del edificio de la casa genera doble energía a partir de recursos sustentables, tal como  realmente lo necesita para sus propias necesidades. El exceso de energía se utiliza para alimentar dos vehículos eléctricos y - utilizando tecnología de red inteligente - la casa vecina construido por el arquitecto Le Corbusier (sede del Museo Weissenhof desde el 2006). La combinación de infraestructuras móviles y permanentes es un enfoque muy prometedor hacia la consecución de un sistema integrado y el poder descentralizado de suministropara servir a las necesidades tanto de la electro-movilidad como el entorno construido. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir