Agrandar imagen | Ver tamaño original
Inicialmente, las fallas del inmueble parisiano del siglo 19, situado cerca de la Place de l'Opéra, eran destacadas. La primera impresión del apartamento son los techos bajos y muros de carga que conectan a todas las habitaciones, haciendo imposible llevar a cabo importantes cambios. Un hall de entrada mal iluminado, estrecho y sinuoso lleva a la sala de estar que se abre a una cocina y luego a un cuarto de baño/dormitorio. Cuando el cliente, un reportero gráfico, compró el apartamento, era inhabitable. Quería un espacio sencillo y moderno, un dormitorio y un salón multi-uso que actuara como sala de estar, comedor, cocina y oficina.  La idea fue enfatizar el contraste entre el oscuro hall de entrada y los iluminados espacios habitables que dan hacia el suroeste. Entonces, el hall de estrada se convierte en un cuarto oscuro, pintado completamente azul oscuro, con una pieza de arte, creada con dos lentes, que vuelta en el muro trasero de la sala, por el cual se puede ver el salón de forma inversa, tal como en una "cámara oscura." Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir