Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto del Taller Slow Food transfiere un programa ya existente, por lo que se estableció que el espacio interior sea construido como un solo espacio, al igual como lo había sido antes, incluye un taller húmedo y un taller de estar. El taller es donde se lleva a cabo la manufactura artesanal. Debido a que el objetivo era crear un espacio de trabajo eficiente, el interior se diseñó como un espacio simple. El taller se encontraba en el primer nivel del edificio de la escuela, ahora, fue trasladado a un edificio independiente, con la nueva posibilidad de expandir su espacio al exterior. Así, se diseñó un taller al aire libre con un balcón que da hacia los otros dos talleres.  El previo Taller Slow Food se encontraba en el primer piso de la parte oriental del edificio de la escuela, como parte del centro de la experiencia. Las personas hacían soja fermentada y salsas coreanas con los granos cosechados en Cheongsando.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir