Agrandar imagen | Ver tamaño original
El terreno está situado al borde de una cañada. Es un lote esquinero ubicado en un fraccionamiento residencial de la zona de Guadalajara. El predio responde a la geografía de la cañada, resultando este con pendientes muy pronunciadas y geometría irregular. El proyecto nace de la premisa de generar un volumen monolítico con la capacidad de abrirse en su totalidad en una de sus caras y de permanecer hermético en las otras. La incorporación de un gran patio central, además de ser vínculo entre los espacios, genera opciones de aperturas en los muros, contextualizando así el patio con el exterior. Estas aperturas o venos están cubiertas con celosías metálicas que permean la luz y la visual, sustentando aún más la relación interior – exterior. El programa se resuelve en una casa de 3 niveles con 775 m2 de construcción. El aprovechamiento de la pendiente natural del terreno así como de la cimentación de la casa permite que el sótano tenga completa apertura al jardín. Alberga además un gimnasio y cuarto de huéspedes, ambos abiertos al patio central.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir