Agrandar imagen | Ver tamaño original
Emplazada en la periferia de Santiago, en el valle de Chicureo, en una urbanización que agrupa terrenos de 5.000 m2, sin pendiente y con una vegetación autóctona a base de espinos y gramíneas.  Surge de un encargo de una joven familia con 4 hijas mujeres que buscaba en la periferia la posibilidad de ganar espacios que en las zonas céntricas de la capital se hacen inalcanzables, asentarse y generar una nueva vida ahí, con múltiples actividades sobre el mismo terreno es parte del objetivo que con el tiempo se quiere lograr con el proyecto. El inicio marcado por la casa, condicionaba el diseño a pensarla como parte de un sistema que funcione sobre los 5.000 m2.  Cancha de tenis, una huerta, piscina, quincho, juegos de niños y un plano de pasto que pueda ser usado como cancha de fútbol, forman parte del master plan  futuro, que se desarrollará en el tiempo.  El diseño de la casa emplazada en todo el ancho del terreno, plantea dos quiebres de fachada, uno hacia el antejardín y el otro hacia el jardín. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir