Agrandar imagen | Ver tamaño original
La masificación de los automóviles a inicios del siglo XX y la creación de infraestructura para su uso son hechos que terminaron por modificar el paisaje de las ciudades y la vida de sus habitantes. Si bien desde antes de la irrupción de los autos el lugar para las relaciones sociales eran las calles, hoy en día lo siguen siendo, pero de una manera algo condicionada al tránsito. Frente a esto, es interesante conocer lo que plantea Project for Public Spaces (PPS) en su investigación “Calles como lugares: Usando las calles para reconstruir las comunidades”, sobre la que te contamos a continuación. En este estudio, la organización estadounidense parte de la base que para restaurar la vida comunitaria en las calles, es esencial liberarlas de la dominación de los vehículos con motor e intervenirlas mediante un enfoque integral. En este sentido, PPS sostiene que las calles deben adoptar elementos que caractericen cómo es una comunidad, cuáles son sus necesidades y aspiraciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir