Agrandar imagen | Ver tamaño original
Okinawa es una hermosa isla al sur de Japón en donde es posible apreciar varios paisajes naturales de gran belleza. La fuerte radiación solar y tifones son el único fenómeno que hace que sea desagradable. A través de los siglos, las personas han encontrado formas de convivencia con la naturaleza y han generado entornos que hacen su vida más rica. Este proyecto es una casa para una pareja joven y una niña, en la ciudad de Naha Shuri, Okinawa. Propusimos una mejor vivienda con energía natural sin equipos mecánico. Los grandes aleros generan profundas sombras que protegen la vida contra la excesiva insolación en Okinawa. Una pantalla verde cubierta por plantas, en el techo, crea sombra y protección contra la luz solar durante los meses de verano. En invierno, la luz del sol ingresa las habitaciones entre las hojas. Además, esta pantalla verde protege la privacidad de los habitantes. El primer piso se eleva aproximadamente 3 pies de la tierra para la ventilación natural. El viento natural pasa a través del espacio por debajo del suelo entre el primer nivel y la planta baja.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir