Agrandar imagen | Ver tamaño original
Rechazando la idea típica de un pabellón cultural como un objeto en una plaza, el Pabellón de China, en cambio, está concebido como un campo de espacialidades. Proyectado como una nube sobre una "tierra de esperanza", el Pabellón se experimenta como una serie de programas públicos ubicados debajo de un techo flotante, un diseño único que logra una imagen icónica para el proyecto y una presencia inconfundible en el recinto de la Exposición. El tema para el Pabellón de China es "la tierra de la esperanza". El proyecto materializa esto a través de su forma de techo ondulante, derivada de la fusión del skyline del  horizonte de la ciudad en el lado norte del edificio con el perfil de un paisaje en el lado sur, expresando la idea de que la "esperanza" se puede realizar cuando coexisten la ciudad y la naturaleza en armonía. Ideado como una estructura de madera que hace referencia al sistema de "vigas paralelas" que se encuentra en la arquitectura tradicional china; el techo del pabellón también utiliza tecnología moderna para lograr grandes luces, apropiadas a la naturaleza pública del edificio. El techo está cubierto de paneles de tejas que hacen referencia a la construcción tradicional de techos de cerámica, pero se ha reinterpretado como grandes hojas de bambú que mejoran el perfil del techo, mientras proveen de sombra a los espacios públicos bajo él. Diseñados como pantallas en capas, estos paneles añaden textura y profundidad a la techumbre del pabellón y crean efectos evocadores de luz y transparencias. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir