Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa y estudio para dos artistas visuales se encuentra en una de las calles más atractivas de Santa Mónica, al norte de Wilshire, a pocos pasos de una serie de boutiques y restaurantes. El arquitecto Rubén Ojeda ha transformado una vivienda de 1920, sumando un segundo piso y elevando su techo; dos operaciones simples que sutilmente hacen referencia al diseño original. Las baldosas y cerámicas mantienen el contexto histórico, mientras que la estructura a la vista, las paredes blancas y los electrodomésticos de acero inoxidable le entregan un carácter moderno. Sus puertas altas y sus numerosas claraboyas y ventanas inundan el interior con luz natural y los suelos de madera le entregan mayor calidez. Una gran terraza y varios patios privados conectan el interior de la casa con el paisaje nativo en el exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir