Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto es a la vez un ejercicio de concentración funcional y estructural. La distancia que queda entre un ducto regular interior y uno irregular exterior, cuya figura y superficie máxima está condicionada legalmente, se ocupa con las divisiones livianas que fueron necesarias para desplegar un extenso programa de una familia de cuatro hijos —cinco dormitorios, tres baños, estar familiar, estudio y otros—. Además de la pretensión comercial de una futura subdivisión del sitio, este programa se concentra en un prisma unitario de tres plantas que ocupa el punto más elevado del terreno de manera de superar visualmente la masa de árboles nativos que ocupan su zona baja. La construcción es una pieza monolítica de hormigón teñido de verde con un sello hidrófugo en base a óxido de cobre. Tiene una serie de perforaciones, reguladas según orientación y programa, para establecer diferentes zonas de densidad en el muro que envuelve su silueta. Esta envolvente está compuesta por dos muros independientes de hormigón armado (uno de ellos estructural) con una placa de aislación térmica de alta densidad perdida en su interior. Su fabricación se realizó in situ con un llenado simultáneo que usaba la placa de aislación térmica como moldaje intermedio.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir