Agrandar imagen | Ver tamaño original
El cliente tenía una propiedad familiar para vacacionar, localizada cerca de Oporto. Una casa que ha estado en su familia por varias generaciones. En la colindancia de la propiedad había dos casas abandonadas, conectadas entre sí y que más tarde serían adquiridas por el cliente con el objetivo de convertirlas en una casa de huéspedes. Desde que se quiso hacer un solo objeto comunicado con la propiedad principal, se hizo un solo corte en el objeto para crear una abertura. Este corte fue cuidadosamente elaborado con el fin de lograr la mejor relación-forma entre las dos casas antiguas. Al final, las casas se convirtieron en uno solo objeto, ya que se utilizó el mismo material tanto en las paredes como en el techo. Este refugio se completa mediante la adición de piezas de madera sólidas que organizan el espacio; mientras que el material del suelo se extiende hasta convertirse en mueble. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir