Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cuando los pasajeros están a punto de subir a un tren, es común que todos esperen en el mismo lugar, pero así lo único que se consigue es que dentro de los vagones queden mal distribuidos. En la estación de trenes Den Bosch, en los Países Bajos, desarrollaron un sistema para ayudar a que esto no pase indicándoles a los pasajeros qué tan llenos o vacíos se encuentran los vagones del tren que viene en camino para que decidan el mejor lugar del andén para esperar.  ¿Cómo funciona? Al interior de cada vagón se puso un contador de pasajeros que envía los datos en tiempo real a una pantalla LED de 180 metros de largo instalada en todo el andén. En ésta se representan el estado de los vagones mediante colores: rojo para mostrar que un vagón está lleno, naranjo cuando es término medio y verde cuando tiene asientos disponibles y para señalar que tiene espacios para subir sillas de ruedas y bicicletas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir