Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cuando se readquirió Bar Bond de Melbourne, sus nuevos propietarios hicieron un movimiento no convencional, volvieron a llamar al original diseñador del lugar para revisar su propio concepto.  Las curvas y el clásico glamour, ambos rasgos característicos del lugar, se mantuvieron, mientras que el mobiliario y otras características han sido actualizadas radicalmente, integrando perfectamente innovadoras tecnologías.  El Bond original se construyó dentro de un existente estacionamiento. Su carácter y atractivo derivaron de sus dimensiones - largos y bajos, y retirados del concurrido distrito financiero que lo rodea. Los nuevos propietarios de Bond querían que este carácter se mantuviera, pero modernizado, y que una vez más el lugar sea sinónimo de lujo y exclusividad. El diseñador y su estudio mejoraron la funcionalidad del lugar - agergaron barras adicionales, discretas entradas VIP, una sala verde, y espacios transformables que pueden abrirse para eventos o crear un espacio aislado para eventos privados. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir