Agrandar imagen | Ver tamaño original
A partir de un edificio existente, y mediante un minucioso trabajo sobre las desdibujadas bondades del lote, en este proyecto se logran dos bloques de oficinas independientes en un mismo terreno. Un estudio detallado del espacio y sus potenciales posibilidades permitieron aumentar la funcionalidad, aprovechar al máximo las oportunidades del código y explorar instancias compositivas que permitieran preservar la intimidad y reforzar una espacialidad contemporánea. La tarea implicó, como punto de partida, una importante etapa de demolición que despejara el corazón del solar. Esto permitiría deshacerse de ampliaciones previas poco criteriosas, conquistando distancias mayores entre los bloques, ganando en asoleamiento, visuales y espacios verdes. Un centro sobreedificado se convirtió así en pulmón y protagonista del conjunto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir