Agrandar imagen | Ver tamaño original
El encargo consistía en diseñar una sala de ventas para un conjunto de viviendas en la comuna de San Bernardo, las cuales están insertas en un plan maestro alrededor en una gran laguna artificial. Se intenta rescatar la sensación de descanso, recreación y relajo, construyendo vistas despejadas desde la terraza cubierta para contemplar la laguna en toda su dimensión. Debía tener presencia a distancia, sin la necesidad de impactar negativamente en el paisaje, para esto se decide construir un volumen con altura mayor que sirviera de punto de referencia en el paisaje y lograra integrar la luz natural, todo esto para ser vista de distintos lugares, tanto de día como de noche. Se utiliza la madera como material principal de revestimiento para lograr una sala de ventas más amable y no ser visualmente tan comercial, invitando al público a algo más cercano, del diario vivir. La transparencia se abre hacia la laguna, siendo esta el objetivo principal de atracción, para esto se “opacan” las fachadas que no tienen vista directa. De todas formas, con la lucarna, se logra insertar la luz al interior dando calidez y luminosidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir