Agrandar imagen | Ver tamaño original
La urbanización en América Latina y China es un proceso que se ha desarrollado con similitudes, como la migración de la población desde el campo a la ciudad, pero que presenta una radical diferencia: la velocidad. Este factor se refleja, por ejemplo, en que solo en los últimos 35 años, las ciudades chinas han recibido más de 560 millones de habitantes provenientes de las áreas rurales, cantidad que equivale a la población total de Latinoamérica, según el informe “Urbanización Rápida y Desarrollo: Cumbre de América Latina y China”, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Usando los datos de este documento como referencia, la arquitecta Nora Libertun -PhD en Desarrollo Urbano del MIT y máster en urbanismo de la Universidad de Harvard- acaba de elaborar cinco principios para que la urbanización y los desafíos que conlleva se puedan abordar desde un enfoque sustentable en las ciudades y así no se incentive la expansión urbana y el desarrollo no desequilibre el medioambiente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir