Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los clientes encargaron una casa de bajo costo que entregara las máximas cualidades espaciales posibles. El volumen fue concebido como una tipología de patio interior, respondiendo al típico barrio suburbano. La fachada se cierra hacia la calle, expresando el deseo de generar un refugio privado en las afueras de Viena. La planta en forma de L ofrece diversas relaciones espaciales y crea un emocionante espacio continuo alrededor del patio, junto al garage y un taller. La cocina de doble altura es el corazón de la casa y una terraza cubierta la extiende hacia el exterior. El taller se puede ampliar, generando un pequeño departamento en su planta superior. La estructura monolítica se compone de muros de ladrillo de 50 cm de espesor, garantizando un clima interior óptimo sin necesidad de aislamiento adicional. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir