Agrandar imagen | Ver tamaño original
El volumen de la casa gana una riqueza de expresión a través del desarrollo de una tectónica en las distintas partes del edificio. Esta tectónica, sin embargo, es totalmente retórica ya que se encuentra en los relieves de las superficies de yeso, y la construcción real está hecha a base de bloques ligeros de arcilla expandida. En el interior, la retórica es monolítica en vez de tectónica, y esto también se encuentra en el tratamiento de las superficies de las paredes y del techo y en el piso de cemento pulido. La parte principal de la casa consta de una habitación que sirve para dos funciones, el ejercicio y la cocina, y si es así necesaria toda la habitación se puede utilizar para cualquier otra actividad. Esta habitación se abre hacia la terraza a través de un portico, que se convierte en un espacio de transición abierto. La repetición de los pilares y la yuxtaposición de los elementos de la construcción crean una complejidad minimalista. Esta expresión monumental crea una apertura específica, aunque no programada, para una vivienda poco convencional. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir