Agrandar imagen | Ver tamaño original
Construir su primer edificio en una escuela de arquitectura es arriesgado, sobre todo cuando sus arquitectos estaban sentados en sus bancas sólo unos años antes. Era una cuestión de hacer un edificio prefabricado, temporal y de bajo costo en un proceso de diseño y realización. Como podía hacerse más que un simple bungalow prefabricados? Como podía encontrar un lugar en el conjunto arquitectónico de la ENSA-M? ¿Qué valores arquitectónicos se podría dar a este edificio para ser digno de recibir a los estudiantes de arquitectura? Detrás de estas preguntas se ponen las cuestiones técnicas y reglamentarias debido a regulaciones muy estrictas del sitio (en una zona de alto riesgo de fuego, un lugar sujeto a los códigos de ABF, su ubicación al lado del Parc National des Calanques, etc.) que hicieron casi imposible construir un edificio industrial ligero a 1.200 € por m². Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir