Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este pequeño anexo se encuentra en el jardín de dos profesionales en una zona residencial a las afueras de la ciudad. Los clientes querían un lugar que les proporcionara espacio y tranquilidad para concentrarse en su escritura y trabajo. Al mismo tiempo, buscaban una vista que de alguna manera les recordara a los paisajes nativos de Noruega oriental, esto a pesar de la ubicación del sitio que sólo ofrece vistas hacia un estacionamiento y la estación de tren. Su intención era de que el proyecto funcionase como una alternativa a una casa de campo en el sector rural de la ciudad.  El proyecto se encuentra en en borde de una ladera con orientación norte y que mira a la estación, con densos arbustos y malezas abajo y a cada lado. Para maximizar la vista, la fachada norte es de vidrio, proporcionando abundante luz natural para el espacio de trabajo en el interior. Con el fin de no obstruir la vista, la mesa es también fabricada completamente en vidrio. Esto permite que el espacio parezca estar elevado sobre el paisaje circundante.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir