Agrandar imagen | Ver tamaño original
Al norte de la Ciudad de México se encuentra el lugar que Carlos Monsivaís alguna vez describió como ‘la utopía del México sin vecindades’. El Conjunto Habitacional Nonoalco Tlatelolco, diseñado por el arquitecto Mario Pani, es reflejo claro del sueño del movimiento moderno en México, un lugar que comenzó a edificarse en 1960 y que a lo largo del tiempo y sus acontecimientos, ha conservado el carácter de todos los momentos que han pasado por él. Esta Unidad Habitacional está dividida en tres secciones y contenida por algunos de los ejes viales más importantes de la ciudad: Insurgentes Norte, Eje Central y Paseo de la Reforma. Aunque originalmente se proyectó un plan de mayor alcance, al final solo estas secciones se llevaron a cabo. El plan original de este proyecto era resolver lo que Pani llamaba ‘herradura de tugurios’, una zona periférica de la ciudad donde se habían instalado varias viviendas irregulares de trabajadores en lo que eran tierras del sindicato del ferrocarril. Con la propuesta de un nuevo plan de vida densificado y volcado hacia adentro, se buscaba optimizar y rescatar la zona, planteando un nuevo modo de vida en la que una ciudad parecía contener otra, y con una importante parte del plan pensada para acoger a los habitantes desplazados a partir de la realización del proyecto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir