Agrandar imagen | Ver tamaño original
Por causalidades de la vida, tuvimos la oportunidad de presentarle a una pareja joven, con una no tan clara  visión de lo que querían, pero convencidos de lo que no; la propuesta, que meses más tarde comenzaría a materializarse con los primeros trazos de esta residencia de 450m2 de construcción, en un terreno de forma regular, rondando los 900m2 de superficie, sembrada en una Privada de Autor, en una tranquila zona residencial en la parte más bella y segura del Sureste Mexicano. La casa se plantea en un solo Nivel, y logra a través de una muy básica zonificación y un esquema prácticamente “de escuela” asentarse cómodamente en el terreno, vinculando los espacios públicos de los privados a través de un “ patio húmedo arbolado” hogar de las carpas que con tanto ahínco atesora el esposo. El esquema de “bloques” desfasados, pretende generar visuales y al mismo tiempo privatizar las zonas unas de otras; la elección de una estructura espacial a través de muros que apuntan norte sur, de cierta forma enfatiza el carácter de la casa, su condición de estrecha relación entre el adentro y el afuera, al punto de perder la noción de cuando uno se encuentra en un espacio o en otro. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir