Agrandar imagen | Ver tamaño original
La primera vez que visité este sitio, el terreno estaba cubierto en sombras. En el lado sur del sitio existe un edificio de seis pisos, propuse entonces desarrollar un proyecto que tratara el tema de la luz natural en un lugar ensombrecido. A partir de esta condición sería el lado norte el que recibiría la luz natural y la dejaría entrar a la casa, ya que difícilmente se ve afectado por los efectos de la sombra del edificio cercano. El volumen que recibe la iluminación es de dos niveles, atrapa la intensa luz del sol que viene desde el sur en el espacio de las escaleras y la filtra para que llegue suavemente a las habitaciones. La luz que cruza una ventana puede recorrer la casa como fenómeno de reflexión, difusión y difracción. Además, la que ha viajado desde la ventana y a través de la celosía interior, crea variedad de escenas y sinergia dentro del hogar. Propuse un largo camino de tierra como eje para ubicar la cocina, la habitación y el baño en paralelo a las aperturas al sur para facilitar la secuencia de actividades como comer, bañarse y dormir. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir