Agrandar imagen | Ver tamaño original
El encargo surgió cuando nuestros amigos de DHNN, una agencia creativa, en constante crecimiento y expansión necesitaron trasladar sus oficinas. Ellos consiguieron una particular vivienda de dos niveles, con jardín, pileta y quincho en el barrio de Vicente López, una zona residencial, de casas bajas. Nuestro desafío de proyecto consistió en trasformar la residencia en un espacio de trabajo con el espíritu propio de la agencia. Una de las premisas fue que la casa pudiese volver a su estado original, en una eventual nueva mudanza. Por lo tanto en la intervención, las piezas de equipamiento se volvieron los elementos principales de esta estrategia, pensando cada una de ellas para acompañar las distintas nuevas actividades.  Los usos originales de cada ámbito se re-programaron, aunque manteniendo las lógicas de público y privado que planteaba la casa en sus dos plantas. Las zonas públicas de la vivienda, de planta baja, ahora albergan los espacios de encuentro de los diseñadores en momentos de distención y a los ejecutivos de cuentas. Sus puestos se ubican en lo que fue el comedor, en contacto directo con el exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir