Agrandar imagen | Ver tamaño original
El sitio, ubicado en la calle secundaria Blairgowrie, ofrecía un árbol maduro de té, una cómoda topografía, y un corto paseo al frente de playa y sus tiendas; todos los ingredientes para algo grande.  El encargo fue una casa de vacaciones y fin de semana capaz de dar cabida a nuestros clientes y sus dos hijos, con espacios para dormir un espacio adicional  para una o dos familias para cuando sea necesario.  Como objetivo, y desde el comienzo, se buscó una eficiente planta para satisfacer tanto los requerimientos espaciales internos además de proporcionar un fuerte vínculo visual y accesible entre los espacios interiores y exteriores. Y con esto se aseguró que hubiese un amplio espacio al aire libre.  El resultado es una delgada y sencilla forma que se sitúa en la frontera sur, que tiene como objetivo maximizar el sol del norte en las zonas habitables y abrir el sitio desde la calle en la parte trasera, fusionando los patios traseros y delanteros.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir