Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ganador del primer Hexágono de Oro en la Bienal de Arquitectura del Perú de 1970 y del Premio Chavín en el año 1972, el arquitecto peruano Emilio Soyer Nash mantiene una vasta producción de proyectos construidos entre los que destacan viviendas unifamiliares, multifamiliares y edificios institucionales. Su arquitectura busca integrar el espacio físico y el humano a través del diseño de volúmenes limpios que se componen en referencia al pasado prehispánico. En esta entrevista, el arquitecto nos responde cuales son sus visiones del presente y brinda un importante mensaje para la nueva generación de arquitectos. Mayor información después del salto. ¿Cómo percibe el rumbo que ha tomado la arquitectura peruana en los últimos años?"Como todo, existen cosas buenas y no tan buenas. Entre lo bueno veo que hay una generación joven de arquitectos que ha mejorado notablemente su nivel de profesionalismo. Ahora son oficinas las que trabajan comercialmente, claramente incentivadas por la construcción o el negocio inmobiliario. Sin embargo, la ciudad no se encuentra mejor que antes. La Lima que yo conocí en los años cincuenta era pequeña pero ordenada, con 600 mil habitantes que ahora son 9 millones. Hay partes de la ciudad que han perdido mucho y está también la periferia, donde se encuentran distintos problemas de tránsito y accesibilidad." Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir