Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto consiste en el rediseño de la zona de ocio de una casa unifamiliar. La antigua zona de asados fue eliminada y se levantó un comedor/refectorio en la planta baja, cerca de la piscina, con capacidad para 16 personas. La idea es que todos los usuarios puedan relacionarse linealmente, a lo largo de una sola tabla continua. Esta premisa ha determinado las características visuales del edificio. El refectorio se compone de un volumen simple. Pilares metálicos soportan un techo con acabado exterior en acero corten. En el otro extremo del edificio se ubica una cocina industrial con todos los implementos necesarios para el trabajo de un chef. La parte superior del módulo de cocina se construye de hormigón visto, concentrando todas las instalaciones y el flujo de las aguas lluvia. El revestimiento general del refectorio se ha construido en vidrio, para garantizar su plena transparencia y un diálogo constante con la piscina, el jardín y la residencia principal.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir