Agrandar imagen | Ver tamaño original
La aproximación tradicional del edificio es por medio del uso de la madera para su construcción, estableciendo un núcleo en la vivienda. Sin embargo, el espesor de los muros de dichos edificios no cumple con los requisitos modernos para el aislamiento, por lo tanto, fue necesario aislar los muros desde el exterior, resultando en un diseño maleable y complejo para las fachadas. Las fachadas se componen de dos capas, metal recortado y empotrado y tablas recortadas. Se parece a una gran estructura de madera sobre una metálica más pequeña. El esquema de construcción es conciso y cuenta con un rico desarrollo de leves contrastes en la fachada. Las ventanas de la casa están empotradas, ya sea en el volumen mismo o, por el contrario, "tiradas" hacia afuera - algunas de ellas yacen en el plano de la capa metálica de la fachada, y otras en el plano de madera. Gracias a esta solución hay ventanales o acogedoras casas de campo en el interior.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir